5 pensamientos en “Subtitulada

  1. damian

    Los chistes políticos en página 12 junto a Rudy son de mucha creatividad pero…alguna vez pensó en su contribución al odio y el resentimiento con los arquetipos? Lo mismo opino de NIk, que lo considero pésimo creativamente. A veces pienso que en la Argentina falta sabia pero sana inocencia, Heidi, La familia Ingalls y La novicia revelde…estamos llenos de vivos, resentidos, criticones, culpadores, culpos, jueces y discriminadores. Y en los cómicos se ve resumida la visión poco objetiva de sus diarios, Siempre apuntando el dardo a lo oblicuo y facilista, cero objetividad. La Nación y Página 12 son un claro ejemplo salvo excepciones de la poca rigurosidad en agarrar un cachito de la información y transformarla en juzgamiento directo y visión cerrada sobre la realidad.
    La verdad se cuela igual… si uno no lee los diarios como bien decía Borges…de lo importante uno siempre se entera. NO hace falta ver tanto el circo de odio y miseria humana que nos quieren imponer. Si hay odio… hay mentira.

  2. damian

    Orlando Asciende: Lo que le falta a su Teoría sr. Paz. es la honestidad y los buenos valores. Con eso, no importa que haya un gobierno marxista, populista, edonista, capitalista o la lista que se le ocurra. Lo que importa es que la gente no piense en el otro como su enemigmo, sea rico, pobre, dueño o no de la tierra, cantante lindo, cantante feo pero creativo.

  3. Gen71

    Muy lindo lo suyo, Sr. Paz; pero me sumo a la crítica constructiva del Sr. Damian y le sugiero que pruebe con el siguiente argumento para su próximo chiste:

    Niño: Mamá, mamá; el inodoro da vueltas?
    Madre: No, hijo querido; porque tu consulta?
    Niño: Porque entonces hice caca en el lavarropas!

    Solo faltaría hacer una consulta popular acerca de si la palabra «caca» es demasiado explícita para la coyuntura política actual, y en tal caso la última línea del acto podría quedar expresada de la siguiente aséptica forma:

    Niño: Porque entonces moví los intestinos en el lavarropas!

    Dese cuenta, Sr. Paz que el humor es una arma poderosísima que solo debe ser usada para el bien, y no para poner en evidencia las miserias humanas con las que tenemos que convivir todos los días.
    Esas mejor dejaralas bien tapaditas bajo la alfombra.

    Le envío mis respetos.

  4. Emiliano

    Pobre, pobre, muy pobre…. el generalizar sarcásticamente sobre miserias muy propias del ser nacional no es muy brillante, denota claramente una visión particular muy simplista y carente de recursos creativos, saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *